Go to Top

El Gobierno valenciano incorpora al mes a 1.800 dependientes al sistema

La Generalitat advierte de graves tensiones de tesorería a partir de mayo si no recibe el FLA

La Generalitat valenciana incorpora cada mes a 1.800 dependientes al sistema, según ha explicado este jueves la consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra. El ritmo pretende acabar con el “tapón” que, según la vicepresidenta, heredó el Consell del anterior Gobierno autonómico, por el que 45.000 personas estaban esperando a empezar a cobrar las ayudas.

En la misma conferencia prensa, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Sánchez, ha advertido de que las arcas autonómicas sufrirán graves tensiones a partir de mayo si el Ejecutivo que preside Ximo Puig sigue sin recibir el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). El FLA está retenido por el Gobierno por el incumplimiento de la Comunidad Valenciana del límite de déficit fijado para 2015.

Oltra ha explicado que el objetivo de su departamento es incorporar a casi 22.000 personas anualmente al sistema de la dependecia para ponerse al día en un plazo de tres años. La cifra incluye a los 45.000 dependientes que estaban esperando para empezar a cobrar las ayudas y a los aproximadamente 7.000 que se estima que solicitan su entrada anualmente por crecimiento natural.

El Ejecutivo valenciano ha reducido un 63% las cantidades pendientes de pago relacionadas con los servicios sociales durante el primer trimestre del año, si se compara con el mismo periodo de 2015. Los importes resultan aún así altos. Han quedado sin pagar 48 millones de Igualdad y Dependencia, 561 millones de gasto sanitario y 105 millones de Educación.

La situación empeorará a partir de mayo, ha advertido Sánchez, si la Comunidad Valenciana sigue sin recibir el FLA.

“Tendremos menos dinero para pagar a los proveedores y no podremos hacer frente a los gastos con la misma velocidad, pero tampoco vamos a cerrar la paraeta“, ha dicho Sánchez.

El FLA del primer trimestre supone 78 millones de euros, que se elevará a 175 millones cada tres meses una vez que el Gobierno ha elevado el tope del déficit para las comunidades del 0,3% al 0,7% del PIB. Una medida que ha sido bien recibida por la Generalitat, que la considera, sin embargo, insuficiente, dada la situación de “infrafinanciación” que padece la autonomía.

El consejero de Hacienda, Vicent Soler, ha solicitado por carta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que deje “sin efecto” el requerimiento que ha realizado al Consell para que limite el gasto, y que libere “con carácter urgente los fondos del FLA”.

 

IGNACIO ZAFRA